El Fundación Albacete y el reto de dar un paso más en...

El Fundación Albacete y el reto de dar un paso más en la Liga Iberdrola

El Fundación Albacete estrenaba temporada en Sevilla ante un rival siempre complicado, competitivo y que aspira a quedar más arriba en la tabla. Sin embargo las andaluzas se encontraron a un equipo que, tras años salvándose en las últimas jornadas, apuesta por dar un paso a delante y no sufrir y hacer sufrir a sus aficionados.

Sobre el terreno de juego, sobre todo en la primera mitad se vio a un conjunto que Carlos del Valle ha trabajado para que sea precisamente más complicado de batir. Sobre el viejo Nervión se vio a un Albacete que partía de una premisa ofensiva en torno a control del balón.

Este mismo fin de semana, Asier Garitano, entrenador de la Real Sociedad y ex entrenador del Leganés, que lo llevó de 2ªB a Primera División, escribía en su cuenta de Twitter algo con lo que comparto los fundamentos: “Tener al balón es para hacer daño. Tenerlo por tener, sin profundidad, sin acabar las jugadas y dar opciones a contraataques no es bueno. Me gusta tener el balón para ganar y hacer daño, no para tenerlo en zonas que pueden ser a veces de mentira”. ¿Pensaréis que a qué viene meter a Garitano en esto si hablamos del Fundación? Pues a mi juicio en la primera parte y en el tramo final de partido las chicas de Carlos del Valle lo llevaron muy bien a la práctica.

En líneas generales el partido de las manchegas fue bastante bueno, más allá del resultado. Sobre todo en la primera parte se vio a un equipo que circulaba, que tenía salida desde atrás y que con margen de mejora fue superior al Sevilla. Los argumentos son notables, no sólo por los refuerzos en el mercado estival. También por las jugadoras que continúan y que aportan una experiencia de años sufriendo para salvarse a última hora. Mati, que ha vivido todo con la camiseta del Albacete, es la capitana que aporta experiencia, corazón y toque en la creación. Alba Redondo es una estrella con nivel top que ama a equipo y que renuncia a dinero y mayores cotas por defender lo que considera parte de su corazón. Elena de Toro es la guardameta a la que los fichajes parecían poner en peligro el puesto y que en esa primera parte mostraba por qué es titular. Cierto que el empate a dos puede ser fallo suyo, pero el nivel ofrecido y la confianza para sus compañeras le hace seguir creciendo. Claudia Florentino me pareció más que un fichaje tras superar la grave lesión que sufrió la pasada temporada. Las Tomo, Sara Navarro, Kuki, Pauleta, Bulatovic, Patri Padilla (más asentada en el engranaje) son los mimbres que deben de ilusionar a una afición que no sólo vivirá alegrías con el primer equipo masculino.

Por supuesto no todo fue perfecto, hubo errores quizá propios de los primeros partidos de competición. Fallos de concentración, de marca, de colocación, defensivos y ofensivos, pero que no deben de restar el meritorio partido de las chicas que más allá de un tramo inicial del segundo tiempo en el que perdieron el control y vieron igualada la ventaja cosechada, dieron vistas a que este debe de ser un año para la ilusión en el Fundación Albacete.

No es fácil sobreponerse a que te empaten una ventaja de dos goles, menos aún lograr otros dos tantos fuera de casa. El fútbol es fútbol, cambiante, impredecible y nunca puedes poner la mano en el fuego por nada. Pero lo que podemos decir es que las bases para dar el paso adelante están ahí, no se pueden ocultar. Tampoco creérselo y que se suba a la cabeza. La verdad absoluta no existe, pero lo más aproximado lo dan los resultados en su cómputo. Así que ilusionaros con las chicas del Fundación. Seguro nos ofrecen un año lleno de emociones.

Comentarios