Inicio Fútbol El Albacete Balompié termina sufriendo pero continúa al alza con una merecida...

El Albacete Balompié termina sufriendo pero continúa al alza con una merecida victoria en Reus

Los blancos volvieron a ofrecer una buena imagen en esta cuarta jornada y los goles de Bela y Caro evitaron que el error de Tomeu Nadal y Fran García que propició el tanto local pasese factura.

Mañana de domingo redonda en el Albacete Balompié. A la victoria del Fundación Albacete Femenino en su arranque de Liga Iberdrola hay que sumar un justo y trabajado triunfo del equipo de Luis Miguel Ramis en el Municipal de Reus. De nuevo, los manchegos ofrecieron una convincente sensación de seriedad, orden y competitividad que valió para vencer por 1-2 al conjunto de Xavi Bartolo. Tras un meritorio inicio de encuentro por parte local, el Albacete Balompié se fue asentando sobre el verde y de manera inesperada se vio por delante en el marcador gracias a un “inocente” gol de Jérémie Bela. Hasta el descanso, los manchegos maniataron a su rival y al inicio del segundo tiempo fue José Antonio Caro el que aprovechó su oportunidad para hacer el cero a dos. El Reus, sin más remedio, se volcó en busca de la remontada y en primera instancia el Alba frustró sus intentos, pero en un error de Tomeu Nadal y Fran García los catalanes se metieron en el partido. Sin embargo, los de Ramis sabrían sufrir en los veinte minutos restantes para asegurar la segunda victoria de la temporada.

El once titular de Luis Miguel Ramis para esta cuarta cita fue el esperado, por lo que Tomeu Nadal ocupó la portería y en defensa actuaron Álvaro Tejero, Arroyo, Caro y Fran García. Una vez más, el doble pivote fue para Jon Erice y Eugeni. Febas ejerció por delante de ellos y por banda entraron en escena Bela y Susaeta. Para completar la alineación, Zozulya volvió a ser la referencia ofensiva. El Reus protagonizó un fulgurante inicio en el que dispuso de varias aproximaciones al área manchega. Miguel Linares, Ángel Bastos, Álex Cabonell y Fran Carbiá fueron los encargados de intimidar a Tomeu Nadal, pero a la vez incapaces de concretar. Ambos bloques optaban por presionar muy arriba al adversario para propiciar rápidas recuperaciones de pelota, si bien es cierto que los pupilos de Xavi Bartolo se imponían en dicha faceta.

El Albacete Balompié comenzaría a hacerse notar pasado el primer cuarto de hora. El primero en dar indicios de peligro fue Eugeni, que se acomodó en las inmediaciones del área el cuero y armó un lanzamiento con rosca que buscaba la escuadra, pero que se marchó alto. No obstante, los blancos no tuvieron que esperar más para ponerse a mandar. Corría el minuto 18 y Jérémie Bela puso un centro desde banda izquierda que Zozulya buscó en el primer palo. El ucraniano no llegó a impactar la bola y ésta, tras botar, sorprendió a Edgar Badía, colándose en el marco por el palo largo.

El 0-1 sentó fenomenal a los manchegos, quienes no permitieron reaccionar al Reus al controlar perfectamente los posteriores intentos de acometidas reusenses. El Albacete figuraba ejemplarmente plantado sobre el campo y ese acierto lo personificaba Aleix Febas, tremandamente participativo, dando aire al equipo con su buen criterio de movimiento de balón y además mostrándose muy solidario en tareas defensivas. En la recta final del primer tiempo, los catalanes acapararon la pelota, aunque daban evidencias de atasco y de falta de ideas. Por su parte, el Albacete esperaba en campo propio y se defendió sin apuros, achicando correctamente espacios, por lo que el Reus sólo gozó de dos aproximaciones destacables. En primer lugar, Mario Ortiz conectó una volea desde la frontal del área que se fue muy desviada. Ya al borde del descanso, una gran circulación de los rojinegros fue culminada por Gus Ledes mediante un peligroso zurdazo desde frontal del área que Tomeu Nadal tuvo que sacar de la cepa del poste.

El Albacete se buscó los problemas
El inicio de segunda parte no contó con mucho ritmo. Solamente los reusenses avisaron en un contragolpe que terminó con centro de Álex Carbonell desde línea de fondo que Borja Herrera cabeceó a las manos de un Tomeu Nadal bien colocado. Así las cosas, una vez más, el Albacete Balompié se topó con el gol casi sin querer. En esta ocasión, Susaeta colgó un libre directo al área pequeña, Edgar Badía se impuso de puños y el despeje fue a parar a la testa de Arroyo, por lo que el rebote le cayó a Caro que, en boca de gol, solo tuvo que dirigir la pelota entre los tres palos.

Pese al segunda mazazo, el equipo de Xavi Bartolo no bajó los brazos. Pasada la hora de juego, Gus Ledes se inventó un pase bombeado que ganó la espalda de la zaga manchega, pero que Miguel Linares no consiguió aprovechar en área pequeña. Por entonces, el Albacete Balompié se dedicaba a acumular efectivos en campo propio con el afán de matar el choque a la contra. La sentencia, incluso, pudo producirse en el 70’, cuando Erice persiguió un balón al área muy pasado y cedió atrás con la cabeza para Bela, que enganchó un disparo que obligó a Edgar Badía a desviarlo de la escuadra. Y, paradójicamente, se pasó del 0-3 al 1-2, pues al minuto siguiente, Fran García y Tomeu Nadal no se comunicaron suficientemente bien para atacar un envío al área, ambos chocaron y la bola quedó muerta para que Rubén Enri rematara a placer a puerta vacía.

Por tanto, el Albacete propiciaba el despertar de un Reus que hasta entonces había sido bastante inferior a los manchegos. No quedaba otra que apretar los dientes y así hicieron los blancos, que con mucho temple y personalidad desbarataban una y otra vez las aproximaciones rojinegras. Aun así, naturalmente los locales tendrían sus oportunidades, como en el 80’, cuando Gorosito desvió hacia su propia portería un centro de Villanueva y Tomeu Nadal tuvo que emplearse a fondo para despejar a córner. En torno al final del tiempo reglamentario, Linares utilizó la última bala del Reus, pero su cabezazo en plancha tras perseguir un envío desde la banda derecha se marchó fuera. También pudo asegurar los tres puntos el Albacete tras un centro de Arroyo, arrinconado en el córner derecho, que Zozulya remató entrando por el primer palo, aunque en esta ocasión sí estaría acertado Edgar Badía.

Con esta alegría de comienzos de Feria, el Albacete Balompié coloca el ocho en el casillero de puntos y, provisionalmente, se sitúa quinto. Los hombres de Luis Miguel Ramis permanecen invictos y transmiten progresión a cada partido que pasa. Su siguiente compromiso corresponde al trofeo copero, puesto que el CD Lugo visita el Carlos Belmonte el próximo jueves. En cuanto a la liga, el Cádiz es el próximo rival a batir, concretamente el lunes 17 de septiembre.

Comentarios