Inicio Mundial Las tarjetas dan el pase a octavos a Japón a pesar de...

Las tarjetas dan el pase a octavos a Japón a pesar de perder ante Polonia (0-1)

Foto: @SeleccionJapon

Final inesperado el del grupo G del Mundial de Rusia 2018, con una selección consiguiendo el pase a pesar de perder en la última jornada y a costa de las tarjetas. Es lo que le ha sucedido a Japón, que intentó imponerse a Polonia pero se vio superada por el conjunto europeo, ya eliminado. Sin embargo, le acompañó a los nipones la victoria de Colombia ante Senegal (1-0), por lo que seguirán vivos en una competición donde arrancaban como la selección más asequible del grupo, especialmente por el cambio de entrenador a falta de dos meses, pero en el que han desarrollado un buen fútbol que les ha llevado hasta octavos de final. Por su parte, Polonia al menos maquilla su imagen y suma sus únicos 3 puntos.

Al inicio del partido, se notó cuál era la selección más necesitada. Así, Japón salió con ganas de marcar y acercarse a la clasificación sin depender de terceros, por lo que se hizo acreedor de la posesión en busca de la portería de Fabianski, a pesar de que no fue capaz de generar excesivas ocasiones. Solo Kurzawa, con un par de acercamientos, se mostró más directo a la hora de encontrar puerta. Pero la mejor ocasión de la primera parte tendría color polaco, con un cabezazo de Grosicki que fue respondido con una estirada muy estética por parte de Kawashima, en la que seguramente sea la mejor parada en lo que va de Mundial.

Sin goles, el partido se marchó al descanso. Tras el mismo, no cambió el guion aunque sí tuvo menos ritmo, con una Japón a la que le acompañaba el, entonces, momentáneo empate sin goles entre Colombia y Senegal, lo que la situaban en primera plaza. Pero esta vez Polonia se mostró más incisiva en área rival. Primero Kawashima estuvo muy rápido a un centro peligroso hacia Zielinski, aunque a la segunda no pudo salvar a los suyos. En el 60′, Bednarek empalmó una falta lateral de Kurzawa que eliminaba en esos momentos a Japón.

Con el resultado en contra, Japón volvió a dominar el partido con largas posesiones, aunque con poca productividad, puesto que le costaba rematar al arco de Fabianski. Incluso Polonia pudo poner el 0-2, pero Lewandowski, desaparecido este Mundial, no fue capaz de acertar con la portería en un centro lateral. A la par de su fallido remate, quien sí marcaba era Yerry Mina para Colombia, lo que volvía a dar el pase a octavos a Japón.

Paradójicamente, una vez se conocía este tanto, donde más afectó fue al juego de Japón, que se fue fiando del resultado colombiano. Los últimos minutos del encuentro sobaron la pelota sin profundidad ninguna, con el único objetivo de mantener el balón y evitar el segundo tanto polaco que les dejaría fuera. De esta forma, Polonia tampoco se esmeraba en recuperar el balón, puesto que su objetivo lo cumplían con el 0-1 que campeaba en el marcador. Así, unos y otros esperaron a que el colegiado señalara el final, para esperar posteriormente el pitido definitivo en el Senegal-Colombia.

Por tanto, con los dos resultados accedía Japón, y lo hacía gracias a las tarjetas. 4 ha visto Japón, por 6 de Senegal, por lo que el país asiático estará en la siguiente ronda.

Comentarios