Inicio Mundial Dinamarca y Australia empatan en un partido que no deja satisfecho a...

Dinamarca y Australia empatan en un partido que no deja satisfecho a nadie

Los daneses se sitúan líderes momentáneos a la espera de lo que haga Francia ante Perú

Dinamarca jugaría su segundo partido de la fase de grupos frente a Australia en lo que sería un set ball de cara al liderato del Grupo C. De ganar este partido frente a los australianos, los daneses se situarían con unos seis puntos que los dejarían virtualmente clasificados para la siguiente ronda. En frente estaría la curtida selección de Australia que no pudo sumar ningún punto en su primer partido frente a Francia. Es por eso que los socceroos se la jugaban casi todo a una carta y no podían fallar. Christian Eriksen inauguró el marcador a los siete minutos de partido tras empalmar con la zurda un magnífico balón precedido por Jorgensen que arrastró a dos centrales. Con situaciones de peligro para ambos equipos, el encuentro fue desarrollándose y de nuevo el VAR tomó cartas al asunto. Penalti para Australia que se encargaba de materializarlo Jedinak. La segunda parte fue parecida. Ningún equipo pudo ver puerta por segunda vez y el empate se hizo una realidad.

El arbitraba indicaba el comienzo del partido y se presenció como ambas selecciones buscaban el gol que tanto necesitaban. Hasta el momento, tanto Australia como Dinamarca solo habían anotado un tanto, por lo que se esperaba un partido de pocos goles. Una gran jugada danesa a los siete minutos de encuentro firmaba el primer gol para los europeos. Un balón que retuvo brevemente Jorgensen supuso el momento clave para que Christian se desmarcase y recibiese cerca del punto de penalti un balón que botaba de forma suave y que empalmó con su pierna izquierda donde el meta australiano, Ryan, no pudo hacer nada. Un tempranero gol que nadie se lo esperaba y que dejaba en buena situación a los de Hareide.

Con este tanto, se esperaba que la selección Australiana se echase al ataque para buscar el empate. Sin embargo, Dinamarca quiso guardar el balón y los australianos se mostraron más pasivos de lo que uno podría esperar. El plan danés estaba funcionando bien, pero poco a poco los socceroos empezaron a despertarse y amenazar continuamente la portería de Schmeichel. Antes de terminar la primera parte, el VAR salió a la luz otra vez. Y lo hizo de forma correcta y rápida. Un córner votado a favor de los australianos, sería cabeceado e impactaría seguidamente en la mano de Poulsen. Mateu en ese momento no vería mano, pero sería al cabo de un minuto cuando el VAR avisaba al árbitro español de que podría haber mano. Mateu iría a revisar la jugada y en menos de veinte segundos indicaría penalti. Jedinak se encargaría de lanzarlo y de meter el segundo gol de Australia en este Mundial de Rusia 2018.

La segunda parte de este partido estaría marcada por la palabra “disputa”. Australia tras el empate quería más, y eso se notó en el campo. Empezaron a arriesgar más y en momentos parecía que estaba más cercano el gol de Australia que el de Dinamarca. Los minutos pasaban y el marcador no se movió. Con este empate, Dinamarca se sitúa con cuatro puntos mientras que los australianos inauguran su marcador y se quedan con un punto.

 

 

Comentarios