Inicio Fútbol El Almería ‘B’ asalta el Barranco del Lobo dejando el ascenso en...

El Almería ‘B’ asalta el Barranco del Lobo dejando el ascenso en un milagro para el CP Villarrobledo

Los tres goles almerienses en el primer cuarto de hora destrozaron el plan roblense

Imagen: Jesús Martínez

Un CP Villarrobledo que había sorteado todos los obstáculos en su camino al ascenso por el camino largo, tropezó en la penúltima zancada. El problema no fue un saliente en el suelo, ni una china en el zapato. El obstáculo con el que se cruzó el CP Villarrobledo fue un equipo que es el que mejor fútbol ha practicado en el Barranco del Lobo en toda la temporada. El filial de la Unión Deportiva Almería se presentó en la localidad albaceteña golpeando antes de presentarse. Tanto, que a los quince minutos de partido los andaluces ya mandaban en la eliminatoria por 0-3. El CP Villarrobledo, en estado de shock, trató de reaccionar cuando los almerienses bajaban el pistón, pero siempre se encontraban con una respuesta de estos, tarde o temprano, como si activaran un sensor cuando observaban que la eliminatoria podía correr peligro. Finalmente, el conjunto de Manolo Martínez viajará a Almería con un 3-6 en contra que deja el ascenso en una quimera que solo se puede hacer realidad en el fútbol.

El Municipal de la Virgen presentaba un gran aspecto en una cita histórica del conjunto roblense. Sin embargo, los ánimos cambiaron muy pronto. En el minuto 3 de partido, un envío al área local fue controlado por Sekou. El punta almeriense domó un balón sobre el punto de penalti y, en una gran maniobra, se dio media vuelta y conectó un disparo mordido, pero que desconcertó a la defensa y al portero local. El balón acabó besando las mallas en una acción donde faltó contundencia defensiva a la hora de evitar que se controlará un balón en una situación tan peligrosa. Sin tiempo para los lamentos, la UD Almería ‘B’ hizo el segundo. Una comprometidísima cesión de Perona hacia Javi López, en una posición donde no se debe hacer, complicó la vida al capitán roblense. Javi López quiso controlar para asegurar el golpeo, pero en ese tiempo Sekou pudo encimarle, con tan mala fortuna que el despeje del guardameta golpeó en el 9 almeriense y acabó en el fondo de la portería.

Menos de diez minutos y 0-2. El resultado no era nada positivo para el CP Villarrobledo, pero no era lo único malo. El conjunto andaluz se encontraba comodísimo en el campo. Favorecido por ese buen resultado, los andaluces movían el balón con mucha autoridad y lógica en campo contrario. Los locales fueron absolutamente dominados en eses primeros minutos por un equipo que dejó unas sensaciones muy gratas. Todos los movimientos almerienses cobraban sentido dentro de un entramado ofensivo que pudo cantar otro tanto a la altura del minuto 15 de juego. El tercer tanto visitante llegó de un saque de esquina. Un balón que se paseó por el área y que fue tocado hasta tres veces por los andaluces volvió a dejar en evidencia a la defensa local. Javi López detuvo un cabezazo inicial en su misma área pequeña, pero el rechace fue transformado por Chema.

Imagen: Jesús Martínez

Con ese dilapidador 0-3, el equipo dirigido por Esteban Navarro bajó algo el ritmo de juego, lo que provocó que el CP Villarrobledo pudiera salir de su campo tratando de maquillar el resultado. Fran Minaya fue uno de los mejores jugadores locales, sino el mejor, en esa primera mitad. El habitual banda izquierda roblense desempeñó la labor de lateral izquierdo por la lesión de José Carlos y su actuación se desmarcó de lo que se estaba viendo sobre el campo. Ganaba habitualmente línea de fondo, profundizaba por banda con sentido y marcó un gol de bandera que supuso el 1-3. Minaya realizó con control orientado en banda, que también le valió para dejar en el sitio a un jugador almeriense. Desde unos 35 metros, Fran engatilló con su, a priori, pierna menos buena y la clavó en el palo largo de Batalla, haciendo estallar a la afición local. El Barranco del Lobo vio posible una reacción de los suyos, pero este sentimiento solo duró segundos. El tiempo que Lin, conduciendo desde la zona central, se plantó en tres cuartos de campo y ejecutó con el exterior un gran pase hacia el desmarque de Sergio a la espalda de Pablo García. El 7 almeriense resolvió sin problemas para dejar el partido al descanso con un fatal 1-4.

Reacción sin éxito

La segunda parte dio comienzo con una actitud muy positiva en los jugadores locales. Los roblenses se lanzaron sobre la portería almeriense tratando de recortar distancias más pronto que tarde. Y lo consiguieron. Un saque de esquina botado por Juanma encontró la cabeza de Perona en el segundo palo y el balón acabó en la escuadra izquierda de Batalla. Como pasó en el primer tiempo, la UD Almería ‘B’ reaccionó realmente rápido, como si pudiera decidir cuándo subir el ritmo para mantener una renta goleadora ideal para sus intereses. De nuevo, una conducción horizontal sobre la frontal del área de Javi López finalizó con un disparo fuerte, que encontró la aún más sólida mano del capitán roblense. Sin embargo, el rechace encontró, totalmente solo y sin marca, a Sekou dentro del área que solo tuvo que empujar el balón para hacer el 2-5 y su tercer gol particular.

Imagen: Jesús Martínez

El partido se desarrolló sin muchos sobresaltos en los siguientes minutos, ya que entró en una fase de muchos parones por algunos golpes y problemas para jugadores de los dos equipos. Sekou se tuvo que retirar del campo al estar sufriendo nauseas dentro de él y la señorial afición roblense le despidió con una sonora y merecida ovación por su actuación en el verde. Ya acercándonos a los instantes finales, los roblenses volvieron recortar distancias con un gol del recién entrado Buitrago, que pudo conectar un remate dentro del área habilitado por un balón peinado por Juanma Acevedo. El 3-5 no era del todo negativo, habiendo visto todo lo ocurrido en un partido de locos. El conjunto local se volcó sobre la portería de Batalla en los instantes finales, pero la falta de puntería impidió que el meta almeriense sufriera serios aprietos.

Esos empujes finales fueron más peligro posicional roblense que ocasiones claras de gol. El esfuerzo ofensivo del CP Villarrobledo pasó factura. Los riesgos cometidos defensivamente al irse descaradamente al ataque ya habían dado algún susto, pero Javi López salvó a los suyos en más de una ocasión. Sin embargo, la UD Almería ‘B’ se aprovechó de nuevo de la falta de contundencia defensiva del conjunto local. Una jugada individual Chema acabó con este habilitando a un compañero para que se quedara solo ante Javi López. Algún defensor roblense tuvo la oportunidad de detener la carrera de Chema con algún agarrón, pero la oportunidad se perdió. El sexto gol subió al marcador y ese fue el pitido final para gran parte de la parroquia albaceteña. El colegiado decretó el final del partido donde se consumó la primera derrota del CP Villarrobledo en casa. Esta llega en el peor momento de la temporada y de una forma muy dolorosa. La remontada se asoma en el horizonte como una mera ilusión, pero dos frases muy ciertas en el fútbol arrojan algo de esperanza a esa ilusión: el fútbol siempre concede una segunda oportunidad y en el fútbol todo es posible.

Puedes ver la galería de imágenes aquí.

Comentarios