Inicio Más deporte Plantada la semilla de la futura Federación de Rugby de Castilla-La Mancha

Plantada la semilla de la futura Federación de Rugby de Castilla-La Mancha

El Club de Rugby Albacete formó parte el pasado 31 de mayo de una reunión de clubes castellano-manchegos en la que se dio el primer paso hacia la transición de la Delegación manchega de la Federación Española a una federación autonómica

Foto: Jesús Martínez

Los clubes de rugby castellano-manchegos son equipos “emigrantes”. A causa de la ausencia de una liga regional en Castilla-La Mancha, se ven obligados a inscribirse en competiciones organizadas por federaciones de comunidades vecinas. Sin embargo, parece que está situación está llegando a su fin. El pasado 31 de mayo, representantes de todos los clubes de rugby de la región se reunieron en Alcázar de San Juan para poner la primera piedra hacia la constitución de una estructura federativa bajo la que asociarse, participar, competir y fomentar la práctica de este deporte.

En el encuentro estuvieron presentes emisarios del Rugby Águilas de Toledo, RC Caesaróbriga, A Palos Cuenca, Mineros de Puertollano, Club de Rugby Albacete, Quijote RC, Rugby Hellín, Rugby Guadalajara, Caudete Rugby Unión, Linces de Albacete, Talavera RC y Arlequines de Miguelturra. Durante la reunión se trataron cuestiones básicas para la creación de la Federación de Rugby de Castilla-La Mancha a partir de la Delegación de la Federación Española de Rugby que existe en la región.

Los pasos a dar son la realización de estatutos, establecimiento de la estructura, nombramiento de una ejecutiva representativa, planificación de comisiones para las distintas categorías (masculino, femenino y deporte escolar) y la elaboración de un reglamento de funcionamiento. Además, se dará parte a la Federación Española de Rugby, a la JCCM y al resto de instituciones competentes de la iniciativa. La siguiente reunión entre clubes está prevista para septiembre y en ella se pretende proseguir con las labores necesarias para afianzar el proyecto.

El objetivo principal es que todos los clubes compitan a nivel regional. En categoría senior masculina se mantendrá la estructura actual y, además, se contempla la celebración de un pequeño torneo de Castilla-La Mancha que sustituya los amistosos de preparación en pretemporada. En categoría femenina, la intención es apostar por concentraciones que respeten el modelo ya en marcha con el programa de deporte escolar. Hablamos de pequeñas jornadas de competición en cada una de las sedes de los equipos participantes.

Otro asunto a resolver es el limbo competitivo de los jugadores sub-18. Los deportistas de esta franja de edad no pueden formar parte de los conjuntos senior por cuestiones de reglamento, pero tampoco pueden competir bajo el manto del programa “Somos Deporte”. Por tanto, se pretende establecer una salida similar para que los jugadores juveniles sigan practicando rugby de manera paralela a los eventos de deporte escolar.

Pese a que falta mucho trabajo por hacer, lo que sí está claro es que hay una predisposición unánime por arraigar una federación regional que vele por el bien del rugby en Castilla-La Mancha y que fomente su práctica a través de comisiones por todo el territorio.

Comentarios