El verdugo de FG La Roda y Arcos Albacete Basket en playoffs...

El verdugo de FG La Roda y Arcos Albacete Basket en playoffs logra el ascenso a LEB Oro

Real Canoe venció en la noche del martes en el Pedro Ferrándiz de Alicante para adjudicarse el quinto partido y la serie decisiva

Arcos Albacete se impuso a Real Canoe en el inicio de temporada regular. Foto: Jesús Martínez

Muchas veces hemos dicho que la LEB Plata es una competición tan igualada como caprichosa. Esta campaña 2017/2018 concluye con la enésima muestra de cuán imprevisible es la tercera categoría del baloncesto español. Y es que Real Canoe, que se metió en playoffs a última hora, como noveno clasificado y con balance negativo de victorias-derrotas, es el equipo que se une a Covirán Granada como nuevos integrantes de LEB Oro. Contra todo pronóstico, los madrileños se deshicieron de Fundación Globalcaja La Roda y Arcos Albacete Basket en cuartos de final y semifinales, respectivamente, y en la ronda final han derribado en cinco partidos a un coloso como HLA Alicante.

Tras una victoria por equipo tanto de local como de visitante, la serie se tuvo que decidir en el quinto encuentro, que se disputaba en el Pabellón Pedro Ferrándiz de Alicante. Esa condición no preocupaba ni mucho menos a Real Canoe, que en estos playoffs había ganado cinco partidos fuera de casa (dos en La Roda, dos en Albacete y uno en Alicante). El conjunto de Miguel Ángel Aranzábal ha sido el bloque que mejor se ha aclimatado en la postemporada. Los amarillos han hecho gala de una entereza física tremenda, de un baloncesto sencillo y eficaz y de una ausencia de presión también clave. Así las cosas, en Alicante el duelo se decidió claramente. La primera mitad fue igualada, pero tras el descanso Real Canoe abrió una brecha que resultó una losa pesadísima sobre la espalda de HLA Alicante. Los visitantes fueron capaces de administrar su renta y eso desesperó a los hombres de David Varela, con lo que el segundo billete de ascenso a LEB Oro caía en manos de Real Canoe por un definitivo 62-74. Mención especial merece, una vez más, Tyson Pérez, que jugó los 40 minutos de nuevo y se fue hasta unos salvajes 29 puntos y 16 rebotes.

En conclusión, un equipo recién llegado a LEB Plata, modesto y que en principio iba a luchar por la salvación termina subiendo a una liga ya tremendamente seria. Meritazo para Miguel Ángel Aranzábal y sus hombres. Con esta brutal hazaña amarilla concluye otro capítulo de LEB Plata. En el siguiente, cuatro equipos albaceteños tratarán de protagonizar las páginas.

Comentarios