Pablo García y Paco Sanz, del Albacete FS, se proclaman campeones de...

Pablo García y Paco Sanz, del Albacete FS, se proclaman campeones de España con la selección infantil regional

El combinado castellano-manchego derrotó a la Región de Murcia en la final por cuatro goles a diez

La selección regional posa con el trofeo de campeona nacional. Foto: Federación Catalana de Fútbol

Dos jugadores del Albacete FS como Pablo García y Paco Sanz ya pueden presumir de ser campeones de España. La selección infantil de Castilla-La Mancha, de la que ambos forman parte, se coronó este domingo 13 de mayo vencedora en el Campeonato de España infantil de fútbol sala. El combinado regional cerró la competición con pleno de victorias después de superar a la Región de Murcia en la final por un claro 4-10, con gol incluido de Paco Sanz.

La competición, celebrada en Girona, vio cómo su fase de grupos se cerraba con Castilla-La Mancha como líder del Grupo D tras anotarse la victoria frente a Canarias (9-1) y Aragón (6-2). En semifinales, disputadas ya el sábado, el combinado castellano-manchego se topaba con Andalucía, líder del Grupo A, y de nuevo el encuentro se resolvió con goleada de la selección de Pablo García y Paco Sanz (3-9). En cuanto al partido por el título, Castilla-La Mancha, mediante un gran juego colectivo, maniató a la Región de Murcia, que aun así luchó para vender cara su piel. Juan Carlos Pontones adelantó a los manchegos a los cinco minutos de juego e inmediatamente Alejandro Muñoz obraría el 0-2. Para mayor seguridad, Paco Sanz firmaría el 0-3, pero los goles de Miguel Ángel Vicente y Juan José Moreno colocaban el 2-3 al descanso. Pese a los nervios que pudo provocar el amago de remontada murciana, Castilla-La Mancha entró bien en la segunda parte y logró abrir brecha de nuevo hasta el 2-7 con goles de Fernando Díaz, Alejandro Muñoz (por partida doble) y Jorge Salcedo. Los últimos coletazos de la Región de Murcia llegarían con el 3-7 y el 4-8 que marcó Juan José Moreno, mientras que sería Fernando Díaz el que cerraría la goleada con dos goles más.

De esta forma, Castilla-La Mancha rubricaba su superioridad ante una Región de Murcia que no jugó cómodamente en ningún momento. En la entrega de premios, el combinado manchego recibía la copa de campeón de manos de Josep Llaó, presidente de la Federación Catalana de Fútbol.

Comentarios