El Albacete Balompié salió peor parado del intercambio de golpes en Valladolid

El Albacete Balompié salió peor parado del intercambio de golpes en Valladolid

La efectividad de cara a puerta de los de Sergio González fue demasiado para un Albacete que se repuso bien al tanto inicial de Mata, pero que en la segunda mitad se diluyó cuando tuvo que buscar el empate a tres

La mala racha del Albacete se prolonga tras la derrota en Valladolid. Foto: laliga.es

Octava jornada sin ganar del Albacete Balompié. El conjunto de Enrique Martín sigue sin dar el golpe en la mesa en forma de victoria que le otorgue definitivamente la salvación. Los manchegos fueron derrotados ayer en el José Zorrilla por tres tantos a dos y continúan dando motivos para la esperanza a los equipos de detrás. En esta ocasión, la puntería del Real Valladolid de cara a puerta fue el mayor hándicap con el que tuvo que lidiar el Albacete Balompié, pues los locales, sobre todo en el segundo acto, anotaron sin previo aviso su segundo y tercer tanto. Antes, Mata había abierto el marcador y Zozulia había acabado con su sequía goleadora para poner las tablas. A veinte minutos del final, Jérémie Bela volvió a meter a los suyos en partido firmando el 3-2, pero el Albacete no fue capaz de inquietar seriamente a Masip en el tramo final para intentar rascar un punto.

El once titular de Enrique Martín en esta 39ª jornada no tuvo sorpresas. Tomeu Nadal ocupó el arco y el trío de centrales estuvo compuesto por Gaffoor, Chus Herrero y Carlos Delgado, con Arroyo y Bíttolo en los carriles. Jon Erice, Susaeta y Dani Rodríguez poblaron el mediocampo y Héctor Hernández y Zozulia formaron la dupla de ataque en clara recompensa al canario por su buen partido contra el Cádiz. Lo cierto es que el periodo de tanteo, durante el que no sucedió nada destacable, quedó roto a los 13 minutos, cuando Gaffoor derribaba a Mata dentro del área y el ‘9’ del Real Valladolid transformaba el consiguiente penalti disparando al centro y superando a Tomeu Nadal. No obstante, la respuesta manchega fue ejemplar, puesto que dos minutos después Susaeta colgaba un libre directo a los dominios de Masip y Zozulia cabeceaba en área pequeña para anotar a bocajarro.

Tras el 1-1, el Albacete se soltó. Los rosados superaban líneas con relativa facilidad y se plantaban frecuentemente en el área de Masip, con lo que daban la sensación de poder sorprender al Valladolid. En medio de esa soltura visitante, Gianniotas avisó con un disparo con rosca desde la frontal que buscaba el palo largo pero que se fue desviado. Por su parte, el Albacete dispuso de una oportunidad muy clara. Susaeta filtró un pase a ras de suelo que dejó a Héctor Hernández en el mano a mano ante Masip y el canario trató de picarla con la diestra, aunque se encontró con una soberbia mano del guardameta. El cuadro de Enrique Martín no pudo culminar sus buenos minutos con el gol y en el tramo previo al descanso fue el Valladolid quien dio un paso al frente por medio de Hervías. Primero, el dorsal 11 se sacó un centro chut desde banda derecha que obligó a Tomeu Nadal a rechazar a córner con una atractiva estirada. Posteriormente, el propio Hervías probó fortuna desde la frontal con un duro disparo tras conducción que Tomeu Nadal se quitó de encima de nuevo recurriendo a la estirada.

Decidió el acierto local
El conjunto de Sergio González saltó al césped en el segundo tiempo claramente ambicioso. Antoñito, muy activo desde su banda durante todo el partido mediante interesantes centros, puso el balón al punto de penalti en el 47’ y Mata, anticipándose a la marca, conectó un testarazo que se perdió cerca del poste derecho. El Valladolid no dio más avisos y a los cinco minutos de la segunda parte volvió a adelantarse tras un centro desde el costado del área que Toni Villa cabeceó picado en el segundo palo y libre de marca. No se había cumplido la hora de juego cuando a Enrique Martín se le agotó la paciencia y dio entrada a Bela por Susaeta.

Una vez más, el Real Valladolid volcó otro jarro de agua fría sobre el Albacete, que ni lo vio venir. Mediante otro centro desde banda de Hervías, Mata se anticipó a Gaffoor y con un sutil desvío de puntera mandaba la pelota al otro palo y no daba opción a Tomeu Nadal. A continuación, Acuña sustituyó a Héctor Hernández y el Albacete recobró esperanzas de puntuar tras una clara mano de Anuar dentro del área vallisoletana. Bela, con total serenidad, chutó a la izquierda y engañó a Masip.

Al contrario de lo esperado, el tres a dos no propició que el Albacete se volcara a por la igualada. Los manchegos no acorralaron a los castellanoleoneses, sino que quien siguió atacando fue el equipo de Sergio González. Sorprendentemente, Masip gozó de un tramo final de encuentro relativamente plácido. La única acción restante a reseñar fue una parada milagrosa de Tomeu Nadal. Corría el minuto 88 y, tras un despeje de córner, Moyano volvía a enviar el balón al área con una media tijera. Mata, en posición legal, se quedó solísimo frente al arco contrario y decidió disparar arriba para asegurar, pero el cancerbero del Albacete sacaba una mano inconcebible y evitaba un gol cantado. Con el Real Valladolid bajándole pulsaciones al juego llegaría el pitido final sin que el Albacete diera sensación de peligro.

La tercera derrota en cuatro partidos deja al Albacete Balompié provisionalmente decimocuarto con 47 puntos. Casi todos los equipos de detrás deben disputar su encuentro todavía, por lo que los manchegos podrían perder colchón con la zona roja, que todavía se halla a siete puntos de distancia.

Comentarios