El Belmonte responde al fútbol femenino, la salvación llegará

El Belmonte responde al fútbol femenino, la salvación llegará

El Fundación Albacete no logró llevarse los tres puntos en el Carlos Belomonte, vio como la afición se volcaba en un estadio que no es nuevo en el fútbol femenino, pero que abrió, una vez más, sus puertas a la Liga Iberdrola. Si las chicas del Funda lograron el ascenso en el Belmonte años atrás, en esta ocasión se encomendaban a él para acercarse a la salvación.

Perdió el equipo de casa, pero ganó el fútbol femenino, que vio como la afición respondió de nuevo en un gran estadio. En torno a 4500 aficionados se dieron cita para presenciar el encuentro de la Primera División Femenina (Liga Iberdrola). Una importante entrada que vuelve a demostrar que cuando se da la oportunidad de disputar un partido en un campo de “Primera”, la afición responde.

El Wanda Metropolitano, el Vicente Calderón, San Mames, el Benito Villamarín, Mestalla, Ciutat de Valencia, Heliodoro Rodríguez, el Nuevo Colombino, La Romareda, el Miniestadi han sido testigos de la gran respuesta de la afición. Una noticia con dos connotaciones. Una positiva, como es la gran evolución que está llevando en volandas al balompié femenino. Por otro lado, la noticia no debería ser jugar puntualmente en estos escenarios. Ello nos demuestra que, aunque hemos avanzado mucho, aún queda camino por delante.

Las bases están sentadas y se debe de apostar más y más por una competición que ha logrado que tres partidos por jornada se vean en televisión. Dos en Bein Sport y uno en Gol, dando la oportunidad de seguirla como la gran liga que es. Por supuesto, hay que agradecer la inversión y el apoyo de Iberdrola. No solo con el fútbol femenino, con cualquier modalidad de deporte donde compitan chicas. Una apuesta que ha permitido a La Liga consolidarse y permitir a las jugadoras ser profesionales, abordar la competición con garantías y ver cómo año tras años la afición crece.

Volviendo al Carlos Belmonte, la mañana de fútbol allí vivida ratifica y certifica lo dicho. Se pudo ver la grada repleta de colores del Albacete, con los niños y niñas animando, dando un ambiente sensacional a un partido donde el resultado fue la única nota negativa. Las chicas del Fundación Albacete vieron como los más de 4000 espectadores las alentaban ante un Sporting de Huelva que atrás no concedía ningún espacio y que aprovechó los espacios dejados en las ofensivas locales para sentenciar el partido.

La derrota deja tocado a un Fundación que no termina de certificar la salvación y a falta de 12 puntos mantiene una ventaja de seis puntos sobre el Zaragoza. La terminarán logrando, con el apoyo de la afición que debe de alentar tanto en el Belmonte como en la Ciudad Deportiva Andrés Iniesta. Y lo lograrán si no caen presas de una ansiedad nada sana.

El fútbol termina siendo justo, dando lo que mereces. Por eso el fútbol femenino no dejará de crecer. Lo mismo que el Funda terminará logrando una salvación trabajada y merecida.

Comentarios