Inicio Entrevistas Amancio Arteseros: “Estoy seguro de que el peor rival que podemos tener...

Amancio Arteseros: “Estoy seguro de que el peor rival que podemos tener somos nosotros mismos”

El técnico del Fundación Albacete 'B', tras asegurar el campeonato del Grupo I de la Liga Regional Femenina, hace balance de la campaña antes de afrontar las eliminatorias de ascenso a Segunda División

Amancio Arteseros, entrenador del Fundación Albacete 'B', atendiendo a El Deporte de Albacete. Fotografía: Jesús Martínez

El fútbol, como la vida, casi nunca regala nada. El trabajo, la constancia y el sacrificio a lo largo de toda una trayectoria con este deporte son vitales para conseguir ver brotar lo previamente sembrado. El fútbol, como la vida, no le ha regalado nunca nada a Amancio Arteseros, entrenador del Fundación Albacete ‘B’. Hablamos de una persona hecha a sí misma y uno de los principales, sino el principal, impulsor del fútbol en su categoría femenina en la ciudad de Albacete. Después de haber pasado por las filas del CFF Albacete y del CDE Al-Basit, Amancio decidió que era el momento de dar un paso de gigante en su carrera. Los objetivos y la presión llegaron, pero el trabajo y la experiencia de quien ha vivido multitud de situaciones en este caprichoso mundo se volvieron a imponer.

Amancio Arteseros se presentó en la entidad del Albacete Balompié con un cometido: ascender al filial del Fundación Albacete. Para ello, le otorgaron todas las facilidades que desde el club pudieron. El resultado fue que Amancio, acompañado de su cuerpo técnico, ha realizado una campaña impoluta en la Liga Regional Femenina, a falta de disputarse el último partido de la temporada regular, el cual enfrenta al Fundación Albacete ‘B’, primero, ante el EFB Quintanar del Rey, segundo. Un encuentro intrascendente. Las chicas del Fundación Albacete ‘B’ han llegado a esta parte de la temporada con el trabajo hecho, en lo que a liga regular se refiere. Después de un desfile en un campeonato donde sólo cosechó un empate entre tantas victorias, el Fundación Albacete ‘B’ se enfrentará al momento de la verdad. El playoff de ascenso marcará si el filial del Fundación Albacete consigue el ascenso y, con él, Amancio Arteseros cumple el objetivo de ascender al equipo a Segunda División.

El Deporte de Albacete. ¿Cómo fue su llegada a la cantera del Fundación Albacete desde el CDE Al-Basit? ¿Cómo surgió la iniciativa?

Amancio Arteseros. Todo empezó con una reunión con Mila Martínez. Ella me tanteó un poco. Me explicó que se quería hacer un proyecto nuevo y que querían que yo viniese al Fundación Albacete para intentar lograr el ascenso. Me dijo que por currículum y por mi trayectoria yo era la persona ideal para emprender la etapa. Teniendo como referencia al primer equipo, se necesitaba un filial en Segunda División para disponer de más proyección y de mejores jugadoras en las que apoyarse.

EDA. ¿Cómo se gestó el trasvase de jugadoras del Al-Basit al Fundación? Porque hubo un desembarco numeroso. Hablamos de futbolistas como Andrea Santos, Eva Martínez, Laura Fernández, Zaira Contreras, Irene Laseca, Eva Tello, Carla Sánchez, Vera García…

AA. Hablamos de chicas que llevan trabajando conmigo desde que eran alevines. Cuando yo decido dar el paso y venir al Fundación Albacete, una de las primeras cosas que hago es comunicárselo a ellas y también darles la oportunidad de venir a probar. Les di a entender que tenían las puertas abiertas. Unas vinieron, otras decidieron quedarse en el CDE Al-Basit. En ningún momento quise forzarlas a cambiar, porque ellas me conocen desde que eran pequeñas. En el Al-Basit me dieron todas las facilidades para llevar al equipo femenino y, al fin y al cabo, las chicas no conocen otra cosa que no sea trabajar conmigo desde pequeñas. Por tanto, quieras que no influye el factor de cercanía y además hay que pensar que el último año que tuvimos en el Al-Basit fue un poco turbulento a nivel deportivo. Por ello, muchas de las jugadoras ya no estaban muy por la labor de continuar. Por otra parte, no es lo mismo una escuela de fútbol que un club como el Albacete Balompié.

También yo veía que mi tiempo en el CDE Al-Basit se agotaba y entonces, al plantearles el cambio, no dudaron en querer probar. Obviamente les avisé de que esto era distinto, de que aquí en el Fundación Albacete teníamos que cumplir unos objetivos. Por ello les dije que quien quisiera unirse tenía que trabajar duro.

“A mi equipo le pondría un diez. Se les ha exigido, han luchado y han estado a la altura”

EDA. El equipo desde muy pronto se alzó como absoluto dominador del grupo. ¿Era consciente de ese potencial en pretemporada o se dio cuenta de que aspiraban al campeonato con el paso de los primeros partidos?

AA. Resultaría prepotente afirmar que claro que era consciente de ese potencial, pero en el fondo sí lo era. En verdad, en el mes de agosto, tanto mi cuerpo técnico como yo trabajamos por formar un equipo lo más competitivo posible. Por ese motivo también nació el equipo ‘C’, porque yo veía jugadoras que no podían quedarse en ese conjunto si se quería conseguir el objetivo. Por tanto, propuse crear ese Funda ‘C’ para no perder futbolistas jóvenes, con talento, pero que todavía no habían despuntado y que en un futuro seguro que aportarían.

Antes de arrancar la competición es cierto que tuvimos una pretemporada un poco complicada, ya que fuimos probando a mucha gente y ello a veces conllevaba perder porque jugábamos contra rivales fuertes. Por ejemplo en Alhama, donde nos vapulearon. Fue una etapa en la que estábamos formando el grupo, pero una vez formado jugamos los primeros partidos y ya se ve que lo que tienes es un equipo potente y que apunta maneras. Suelo ser prudente y no alardeo, pero por ejemplo Mila, al ver al equipo en acción una de las primeras veces, pensó que no era un equipo más.

EDA. Durante la temporada hemos visto que ha repartido de forma bastante proporcional los minutos entre sus jugadoras. ¿Era decisión suya o pactada con los miembros del primer equipo y el suyo?

AA. Ni Mila ni Carlos se han metido en quién tiene que jugar, eso es decisión mía. La verdad que en los equipos que he entrenado suelen jugar todas bastante. Lo que pasa es que ellas siempre se quedan con el último partido. La que no juega el último partido parece que no ha jugado en toda la temporada (risas). Hace poco, precisamente, les estuve mostrando los minutos que habían tenido, porque ahora viene lo realmente importante y, a lo mejor, van a tener que jugar las que tienen que jugar. Intentaré que todas participen, pero claro, va a ser complicado, porque hay una plantilla de 23 futbolistas con los dos fichajes que me hicieron a última hora. Aunque hay dos lesionadas de gravedad, como son Eva y Dennise… Dennise se lesionó en pretemporada y ya no pudo debutar. Una chica muy interesante que ya la iba a tener en cuenta Carlos. Entonces quedan 21 y cada partido son 16 las que pueden jugar y luego que pueda sacarlas a todas, como he intentado en todos los partidos que hemos jugado. Pues va a ser complicado. Eso es lo realmente difícil del entrenador, pero tiene que ser así y lo tienen que entender.

Amancio Arteseros llegó al Fundación Albacete 'B' con el objetivo principal del ascenso. Fotografía: Jesús Martínez
Amancio Arteseros llegó al Fundación Albacete ‘B’ con el objetivo principal del ascenso. Fotografía: Jesús Martínez

EDA. ¿Cree que el haber vencido en el Grupo I con relativa facilidad puede afectar al nivel competitivo que el equipo muestre en playoffs?

AA. Todo afecta. Estoy tratando de que la gente no caiga en ese estancamiento, en esa relajación que te puede dar la superioridad. De lo que estoy seguro es de que el peor rival que podemos tener somos nosotros mismos a la hora de que surjan problemas internos o de que las chicas se confíen. Trato de ir día a día y de que las chicas den constantemente el 100% para sacar la máxima competitividad del equipo. Procuro que no se duerman y que sean conscientes de que, al haber una plantilla tan fuerte, cualquiera puede caerse del once titular. Espero conseguir el objetivo, creo que tenemos en torno al 90% de posibilidades de ascender, pero también está ahí ese 10% que puede complicarnos las cosas, como en el partido contra el Atlético Tomelloso.

EDA. Nos gustaría que calificase el papel de su equipo hasta este momento de la temporada.

AA. En conjunto les pondría un diez. Lo cierto es que las chicas han trabajado muy bien durante todo el año. Hemos tenido altibajos, por supuesto, porque son normales y a lo largo de una temporada no puede salir todo perfecto. Aun así, ellas han competido bien, han luchado por ganarse el puesto y se les ha exigido mucho, porque a mí se me exige ascender y yo debo transmitírselo a ellas. Considero que han estado a la altura de la competición y de lo que se esperaba de ellas.

EDA. ¿Tiene referencias del Pozo de las Nieves y Ciudad de Talavera? Rivales del Grupo II que clasifican al playoff.

AA. Mila estuvo viendo al Pozo de las Nieves y ya, más o menos, sabemos de ellos. Jugó contra el tercero, el Guadamur, que era un partido interesante. Me hizo un informe de cómo jugaban y ya lo tenemos claro más o menos. De todas formas es un equipo que prácticamente tiene jugadoras que yo conozco de cuando nos enfrentábamos antes, por lo que tengo bastantes referencias de ese equipo. Y luego, con el Talavera estuvo esta semana pasada Sergio Sarrión, que es el que me acompaña siempre. Lo mandé allí a que viera al equipo aprovechando que está de profesor en Toledo. Me tiene que pasar el informe, porque aún no hemos podido hablar, pero en principio sí que tenemos referencias de los dos equipos.

“Me han dado muchas posibilidades para hacer un equipo competitivo y no ascender sería mi fracaso más rotundo”

EDA. ¿Cómo coordina su trabajo con el resto de responsables de la cantera, como Mila Martínez, Raquel Lafuente o el propio Carlos del Valle?

AA. Bueno, pues Carlos es la referencia porque, aparte de que es el entrenador del primer equipo, es el que nos tiene que coordinar un poco. Sí que es verdad que debe estar centrado más en el primer equipo y Mila hace la labor de estar más pendiente tanto de mí como de Raquel. La verdad que este año Mila ha sido muy importante, porque veo su labor fundamental para nosotros.

También yo vengo de trabajar siempre siendo el máximo responsable de todo, tanto en el CFF como en el CDE Al-Basit. Entonces pues sí es verdad que ella me ha sabido dar algunas cosas que yo no tenía adquiridas.

Con Raquel más o menos lo mismo. En pretemporada sí que es cierto que yo tuve algo más de responsabilidad. Pero, cuando dividieron los equipos, Raquel se dedicó al suyo. Aunque sí es verdad que le puedo pedir jugadoras en algunos entrenamientos, tratamos de entrenar juntos siempre y muchas veces planificamos los entrenamientos de forma similar para que tampoco haya mucho salto entre un equipo y otro. La faena es que yo no puedo coger futbolistas suyas también. Si se logra el ascenso sí que habrá un trabajo más de coordinación para poder intentar subir y escalonar un poco los equipos.

EDA. Cuando entrevistamos a Carlos del Valle, allá por diciembre, nos afirmó que el Fundación Albacete necesitaba tener un filial en Segunda División. Por tanto, ¿sería un revés no ascender?

AA. Personalmente para mí, sí. Porque a mí se me trajo aquí sólo para eso. También para intentar hacer una cantera, porque yo trabajé porque se hiciera la cantera. Una vez que se trajo un número de futbolistas, ya quedaron repartidas las cosas, ahí Mila ha trabajado mucho. Pero sí, sería un fiasco porque es un objetivo principal. Está claro que el objetivo máximo es mantener el primer equipo, porque si no, no hay nada. Pero el segundo objetivo y muy importante es ascender al equipo. Me han dado todos los medios para ascender. Es verdad que, dentro de que estas chicas no cobran, sí que tienen un presupuesto grande en esta categoría porque dispones de pisos para traer futbolistas de fuera, residencias… Me han dado muchas posibilidades para hacer un equipo competitivo y no ascender sería mi fracaso más rotundo.

EDA. En el caso de ascender, ¿hay un gran salto de nivel entre la Liga Regional Femenina y la Segunda División?

AA. Sí, hay un salto grande. Igual que ir a Liga Iberdrola con respecto a la Segunda División. Hay un salto muy grande, te lo digo por la experiencia que tengo. Entonces sí que es verdad que se tendría que volver, casi a empezar de cero. Es verdad que tienes una base, pero habría que volver a trabajar todo el verano por hacer otro equipo, un equipo competitivo para poder estar ahí. Más ahora que se está viendo que se van a reestructurar las ligas en cuestión de Segunda División, no sé si el año que viene o dentro de dos. Si el año que viene sigue el mismo formato, tendríamos que intentar quedar entre los cinco primeros para seguir optando a estar en Segunda.

El Fundación Albacete 'B' deberá superar el Play-Off de ascenso para estar en Segunda División. Fotografía: Jesús Martinez
El Fundación Albacete ‘B’ deberá superar el Play-Off de ascenso para estar en Segunda División. Fotografía: Jesús Martínez

EDA. ¿Ha observado un gran crecimiento en las jugadoras que tuvo en el Al-Basit el año pasado con respecto a este año? Sin dar nombres, ¿observa alguna o varias jugadoras con posibilidades de dar el salto al primer equipo a corto plazo?

AA. Uno de los objetivos que yo me planteé aparte del más importante, que es el ascenso, era intentar que debutaran el mayor número de jugadoras posible con el primer equipo. Ahí se vería reflejado que mi trabajo está bien hecho. Es verdad que este año ya ha debutado alguna chica o entrenado con el primer equipo. Por eso yo también este verano insistí mucho en que necesitaba medios para hacer un grupo competitivo mirando al primer equipo. Pienso que el equipo nuestro actual, en Segunda División, no pasaría problemas de descender. Ahí hay muchas jugadoras que Carlos las tiene en cuenta.

EDA. ¿Qué siente Amancio Arteseros al ver que jugadoras que han trabajado con él, como Eva Martínez o Carla Sánchez, tienen minutos en Liga Iberdrola?

AA. Siento una satisfacción muy grande porque estamos hablando de chavalas que tengo desde alevines. Es como el año pasado cuando jugó Carmen. Ella viene de estar conmigo desde pequeñita, y es una satisfacción grande. Llevo muchos años en el fútbol femenino y he visto jugadoras que han debutado en Primera División habiendo entrenado conmigo. En el CFF tienes a Ester o Laura, que en sus momentos cuando vino el Rayo Vallecano a por ellas yo me llenaba de satisfacción. Miri también estuvo conmigo cuando era joven. Ahora han debutado Carla y Eva, y esto me llena. Algunas veces no lloro, pero poco me faltaría.

EDA. ¿Qué es lo primero que le dice a sus jugadoras antes de un partido? Entendiendo que están en una etapa primordial de su formación.

AA. Intento darles confianza. Intento sacar lo mejor de ellas. Es verdad también que son adolescentes y es una edad muy complicada. Intento darles confianza, intento explicarles lo que tienen que hacer en el campo para que les venga mejor, etc. Trabajo mucho la psicología. Yo le doy un 80% de importancia al trabajo psicológico a la hora de jugar. Como futbolistas las veo y pienso que qué les voy a enseñar más. Muchas veces es más psicológico que otra cosa.

“Siento una satisfacción muy grande al ver que jugadoras que han trabajado conmigo debutan en Liga Iberdrola. No lloro, pero poco me falta”

EDA. ¿Cómo es eso de manejar un grupo de chicas tan jóvenes, que más allá del fútbol tienen muchas cosas más en la cabeza? Amistades, estudios, otras aficiones…

AA. Es una edad complicada. Muchas veces me intento poner en su pellejo y pienso cómo actuaría yo con su edad. Intento darles consejos porque llevo ya mucho tiempo. Pero muchas veces vuelvo atrás para ver los errores que yo he tenido para que ellas no. Me intento poner en la piel de su amigo o de su padre. Este año estoy súper contento porque tengo un grupo bueno. Todo el mundo tiene sus problemas, pero ha sido un año positivo realmente.

Comentarios