El boxeador campeón del mundo al que noqueó la justicia

El boxeador campeón del mundo al que noqueó la justicia

Rubin 'Hurricane' Carter pasó 19 años en la cárcel por tres asesinatos que no cometió. Una canción de Bob Dylan despertó a la sociedad sobre su situación

La música ha estado íntimamente ligada con el deporte. La mítica canción de Queen, ‘We are the Champions’, es todo un símbolo para los equipos ganadores. O escuchar los primeros acordes de Chariots of Fire, del grupo Vangelis, y recordar el mundo del atletismo. Son solo dos ejemplos, aunque hay multitud de ellos. Sin embargo, pocas canciones han tenido tanta repercusión en la vida de una persona. Nos referimos a ‘Hurricane’, del maestro Bob Dylan, quien ha sido uno de los artistas más internacionales que ha tocado en Cuenca.

Año 1976. Robbert Allen Zimmerman, más conocido como Bob Dylan, lanza al mercado su disco ‘Desire’, y junto al álbum, también ‘lanza’ a la fama la historia de Rubin Carter, gracias al single ‘Hurricane’, una canción protesta, algo muy poco habitual en aquella década por parte del artista.

Dylan escribió esta canción tras leer la autobiografía de Rubin Carter, un prometedor boxeador negro nacido en 1937 con una infancia y adolescencia muy dura, que luchó en el peso medio entre 1961 y 1966. En ese año su carrera deportiva quedó truncada al ser condenado por un triple asesinato, junto a otro hombre llamado John Artis. Antes, en 1963, sorprendió al mundo entero con un brillante combate con el, por entonces, campeón del mundo de peso medio, Emile Griffith, al que derrotó por knock out técnico (el árbitro decidió parar el combate ante la tremenda superioridad de Carter respecto a su rival). Estaba llamado a ser un futuro campeón del mundo en el boxeo.

Todo cambió el 17 de junio de 1966, en un bar de carretera, el Lafayette Grill, en el estado norteamericano de Nueva Jersey. Aquel día, tres personas serían acribilladas a balazos y los testigos reconocieron a Rubin Carter como uno de los asesinos. El ‘Huracán’, como se le conocía en el mundo del boxeo, quedó sentenciado de por vida, a pesar de proclamar su inocencia en todo momento. En su juicio, sin apenas repercusión en los medios de comunicación, él y John Artis serían condenados a cuatro cadenas perpetuas.

Sería Bob Dylan con su canción quien destapara, diez años después, el caso de Rubin ‘Huracán’ Carter. Previamente, Dylan había visitado en la cárcel al boxeador, tras quedar totalmente sorprendido por los hechos que denunciaba el propio Carter en su autobiografía. La canción, todo un éxito en cuanto a recopilar fondos y a dar publicidad al caso, sirvió para poner en el candelero mediático la situación de Rubin Carter, aunque su lucha no hizo más que comenzar.

Tras encontrar irregularidades en su primer juicio, Carter y Artis tendrían una segunda oportunidad en 1976, apenas un mes después de que se lanzara el single, pero volverían a ser condenados, esta vez a dos cadenas perpetuas cada uno. El boxeador no se rindió y siguió reclamando justicia, para lo que encontró nuevos adeptos. Finalmente, en 1985, tendría un nuevo proceso en el que se demostró prejuicios raciales e irregularidades en los anteriores juicios, exculpándole y concediéndole la libertad inmediata.

Tras su puesta en libertad con 48 años, Rubin Carter se dedica desde entonces a combatir injusticias como la suya. Hasta 2005 presidió la Asociación para la Defensa de los Condenados Injustamente (ADWC, por sus siglas en inglés), además de dar charlas motivacionales. En 1999, su vida sería llevada al cine, con la conocida película ‘Huracán Carter’, haciendo el actor Denzel Washintong el papel de Rubin Carter, por el cual ganó el Oscar a la mejor interpretación. Quizás la historia hubiera sido muy diferente si Bob Dylan no hubiera escrito esa canción…

La vida del boxeador se apagó en Toronto (Canadá) el 20 de abril de 2014, cuando tenía 76 años, debido a un cáncer de próstata con el que estuvo luchando durante dos años. Así peleaba Rubin ‘Huracán’ Carter, en su famoso combate contra Emile Griffith (Carter lleva calzón blanco):

Comentarios